¿Quieres ver uno de los retablos más bonitos de Navarra? ¿Y adentrarte en una de las cuevas más grandes que se pueden vistiar?

Ven, te estamos esperando para visitar Navarra.

http://tripnavarra.com/mendukilo-y-san-miguel-de-aralar/

Pintoresco pueblo calle que recibe al visitante con su peculiar arco de entrada. La población construyó sus casas siguiendo el trayecto del Camino de Santiago del Baztan. La falta de alineación y uniformidad de sus fachadas evita la monotonía y permite la obtención de magníficas perspectivas.

El característico color bermejo de la piedra procedente de las canteras de Almándoz impregna, como en el resto del valle de Baztan, su caserío. La arquitectura palaciega ha dejado magníficos ejemplares en la localidad como el Palacio Arretxea ó la Casa Arriada, en el que se celebraban juntas en el siglo XVI.

Uno de los rincones más emblemáticos de Amaiur/Maya se encuentra a la entrada la localidad. Se trata de un molino rehabilitado aún hoy en funcionamiento donde el visitante podrá comprar harina de maíz o de trigo o degustar talos recién hechos. Unas finas tortas de maíz que se consumen acompañadas de otros productos como queso, chocolate, chistorra…

Desde el molino arranca un sencillo paseo de 1,5 kilómetros que atraviesa la presa y el canal y llega hasta el mítico monolitodel monte Gaztelu (se traduce como castillo y recuerda el lugar donde se ubicó la fortaleza). Hito conmemorativo que recuerda que Amaiur/Maya fue el último foco de resistencia frente a la conquista de Navarra y su incorporación a la corona de Castilla (S.XVI). Recientes excavaciones arqueológicas han sacado a la luz algunas torres del ya desaparecido castillo.

LA ESPADA QUE AMAIUR TUVO OCULTA 500 AÑOS
Tras diez años de excavaciones, la Sociedad de Ciencias de Aranzadi presentó ayer su mayor hallazgo en el castillo: una espada. Por el lugar donde fue encontrada, su tipología y los restos hallados a su alrededor, todo apunta a que fue utilizada durante el asedio español de 1522, cuando Velaz de Medrano lo defendió con 200 hombres frente a 10.000.

 

http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Localidad/1837/AmaiurMaya.htm

La Foz de Arbaiun, a la entrada del valle Pirenaico navarro del Salazar, nos ofrece unas vistas espectaculares.

Con casi 6 kilómetros de largo, y hasta 300 metros de altura, merece la pena visitar este lugar tan bonito de Navarra.

¿Te vienes?

Lo podemos visitar con la selva de Irati, Ochagavía, la foz de Lumbier y el Monasterio de Leire (http://tripnavarra.com/irati-ochagavia-y-monasterio-de-ley…/); o si prefieres con una visita a los Valles Pirenaicos de Roncal, Belagua y Salazar (http://tripnavarra.com/valles-pirenaicos-de-navarra-salaza…/).

alies-de-Béarn, “la ciudad de la sal” es una ciudad en excepcional, auténtico “jardín de la salud” Costa mitad vasca y los Pirineos.

Tanto de spa y bienestar, sino también centro turístico clasificado Salies-de-Béarn es una ciudad rica en historia y carácter, con su arquitectura única. Conocido desde la antigüedad, Salies-de-Béarn debe su fama a esta fuente única de agua salada creado una curiosidad geológica formada hay 200 millones años. Se trata de una ciudad construida con múltiples carriles traza “caracol”. Usted encontrará casas de madera pintorescos y techos inclinados llamados “listones”, hoteles de prestigio de finales del siglo XIX.

http://www.france-voyage.com/francia-ciudades/salies-de-bearn-25609.htm

Donibane Garazi, Saint-Jean-Pied-de-Port, la capital de la Baja Navarra, a 8 km de la frontera, en los Pirineos Atlánticos, fue la última etapa francesa de los peregrinos de Santiago de Compostela antes de entrar en tierras españolas, por Valcarlos hacia Roncesvalles. Esta ciudad ha conservado su autenticidad y encanto a través de sus edificios antiguos y calles empedradas.
Su identidad cultural se refleja en varias facetas. Podrá apreciar su rica gastronomía y productos artesanales, su compromiso con las tradiciones a través de la lengua vasca, sino también a través de sus danzas y sus juegos de pelota vasca Vasco.
Sin duda, usted ya podrá sentir de los bienes y que dejará un recuerdo inolvidable

Información de interés:

http://www.france-voyage.com/francia-ciudades/saint-jean-pied-de-port-25596.htm

En el valle de Aezkoa, a 5 kilómetros de la frontera con Francia, se alzan las ruinas de la Real Fábrica de Armas y Municiones de Orbaizeta. La explotación se erigió en el siglo XVIII sobre la antigua ferrería del monte Aezkoa; la riqueza maderera, la presencia de minas de hierro y cursos de agua propiciaron su instalación en este enclave.

El fin de la fábrica era el abastecimiento de armas y munición al ejército. Fue cedida a la corona y su existencia fue corta, apenas un siglo, pero muy azarosa. Su proximidad a la frontera la convirtió en objeto de constantes saqueos e incendios, pero conseguía resurgir una y otra vez hasta que en el siglo XIX fue suprimida definitivamente.

En la actualidad, las ruinas han sido devoradas por la vegetación, y escondidas bajo un manto verde de musgo esperan los trabajos de recuperación. Su aire enigmático y el ser una importante muestra de la arqueología industrial del siglo XVIII le ha valido la declaración de Bien de Interés Cultural.

Los restos de la Fábrica de Armas de Orbaizeta nos recuerdan que en este punto se asentó el principal centro industrial militar del norte de España . Se encuentra ubicada en un frondoso y escondido rincón de la Selva de Irati . La explotación surgió allá por el siglo XVIII , cuando la existente en Eugi agotó los bosques de su entorno. Carlos III decidió entonces leva ..

Información de interés:

http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/relacionado/4464/

La sociedad navarra de los siglos XVI y XVII se caracterizó por las diferencias culturales y políticas, por sus creencias en mitos y leyendas y por la sabiduría ancestral que poseían las mujeres de antaño usando el poder de la naturaleza para curar enfermedades. Estos factores favorecieron las acusaciones de brujería entre los vecinos, la mayoría de las veces, infundadas. Sin embargo, la historia medieval une a Navarra a las brujas, los aquelarres, las pócimas, los exorcismos y las persecuciones.

La Inquisición intervino en más de 60 localidades navarras, distribuidas principalmente por la montaña, epicentro de las creencias brujeriles. El aislamiento de la zona favoreció la conservación de teorías de adoración al diablo y de remedios naturales como se recoge en los documentos de la época. No obstante, fue la imaginación malévola quien atribuyó a simples curanderas el poder de volar o tener encuentros con el diablo. Una fantasía avivada por los parajes aislados, boscosos y muchas veces de difícil acceso donde las herboleras recogían sus plantas.

El mapa de la brujería navarra traza una línea desde la comarca de Sangüesa y Lumbier hasta Améscoa (al norte de Estella-Lizarra), con algún foco aislado hacia Viana y Bargota. La Ruta de la Brujería se divide en cuatro itinerarios para recorrer de manera lógica los principales escenarios de este fenómeno. Enclaves de gran belleza impregnados por un halo de misterio que invitan al visitante a trasladarse al enigmático mundo del oscurantismo a la vez que le permiten disfrutar del sabor de las tradiciones gastronómicas y la autenticidad de un medio que ha sabido perpetuar su esencia.

Información de Interés:

http://www.turismo.navarra.es/propuestas/descubra-reyno/recurso.aspx?o=4802

Parque Natural del Señorío de Bertiz

¿Le atrae la idea de recorrer un precioso jardín botánico y descubrir especies tan singulares como gingkos de China, secuoyas de California, castaños de Balcanes y nenúfares? ¿Desea conocer a simpáticos animales como mirlos, ardillas o pájaros carpinteros? ¿Le gustaría pasar una jornada tranquila sintiendo el latido del corazón del bosque? Todo esto es posible en el Parque Natural del Señorío de Bertiz. 2.040 hectáreas de exuberante vegetación a 49 km. al norte de Pamplona. Un rincón verde de gran belleza en el Pirineo occidental navarro, a orillas del río Bidasoa.

Además, es el único lugar de España que cuenta en su hábitat con las siete especies distintas de pájaros carpinteros que habitan en la península. Un indicador de la buena conservación de este Parque Natural ya que los pícidos sólo habitan en bosques maduros donde haya árboles de gran porte y bien conservados.

Este enclave natural forma parte del término municipal de Oieregi y limita al norte con Etxalar y al este con el valle de Baztan. Aunque sus orígenes se remontan a finales del siglo XIV, el actual esplendor del recinto se debe al último señor de Bertiz, don Pedro Ciga, quien donó la finca, en 1949, al Gobierno de Navarra, que la declaró Parque Natural.

Existen diversos senderos de distinta longitud y pendiente que le permitirán disfrutar de los matices de este bosque atlántico. Asimismo, intérpretes especialistas pueden guiarle a través de rincones inolvidables mientras relatan historias fantásticas sobre personajes mitológicos. Explore este bosque atlántico donde un microclima húmedo con ausencia de heladas ha creado una naturaleza elegante y exultante.

En la entrada al parque se encuentra el jardín botánico, con más de 100 años de antigüedad es el mayor tesoro del Parque Natural . Un entramado de caminos le permitirá admirar más de 120 especies de árboles y arbustos diferentes. Fue diseñado por un jardinero francés en 1847, y don Pedro Ciga lo amplió mezclando especies autóctonas con otras traídas de remotos lugares
Información de interés:

http://www.turismo.navarra.es/esp/organice-viaje/recurso/Patrimonio/3036/Bertiz.htm

Sorogain es un magnífico enclave donde parece que el tiempo

Soragain
Soragain
se ha detenido. Una extensa alfombra verde rodeada de hayas, robles y montañas, coronadas al fondo por el majestuoso Adi, que con sus 1.459 metros de altitud parece desempeñar el papel de eterno vigilante de un paraíso donde el frondoso bosque, el prado y el río conforman un paisaje inolvidable. Aquí nace el río Erro, que, atravesando el valle al que da nombre, recorrerá más de 40 kilómetros antes de desembocar en el Irati.

Sorogain dispone de un área recreativa, en un entorno de gran belleza acondicionado con mesas, bancos y asadores de piedra.

INFORMACIÓN PRACTICA:

http://www.erro.es/lugar-y-gentes/otros-nucleos/sorogain

Podríamos describir la visita de la Villa Arnaga, casa del famoso autor EdmondRostand, como un verdadero poema.

Un poema que dió nacimiento a una gran mansión inspirada de las tradicionales granjas vascas, con sus fachadas blancas y rojas. Un poema de verdor, con hermosos jardines, uno a la francesa y el otro a la inglesa y concebidos sobre 15 hectareas.

El autor de “Cyrano de Bergerac” imaginó la decoración interior de la casa como un suntuoso teatro. Rencontramos la firma de numerosos artistas: aquí un friso de Gaston Latouche ilustrando un poema de Victor Hugo, allá una pintura de Georges Delaw. Y más lejos en el gabinete de Rosemonde la interpretación de unos cuentos de hadas por Jean Veber.

Al exterior de la Villa Arnaga, la magia de colores en los jardines no acaba de sorprendernos. Quinze hectareas de un encantador paysaje que mira hacia las montañas vascas y los Pirineos. Del lado de donde sale el sol, se camina en el jardin a la francesa, entre fuentes y espejos de agua.
Podemos vagar largos minutos bajo una pergola floreada. Del autro lado donde el sol se esconde somos recibidos en el jardin a la inglesa, aliando a la perfección verdor y curvas minerales.

Queda a descubrir y redescubrir la mansión vasca de Edmond Rostand y sus jardines; el año 2015 será el año de los jardines imaginados por el gran poeta. Recién renovados, comprenden bordados de boj, topiares, vasos vegetales, espejos de agua y la sorprendente restitución del enrejado del “Rincón de los poetas”.
Un jardín a la francesa en toda su perfección geométrica.

INFORMACIONES PRACTICAS:

http://www.arnaga.com/es/index.aspx

12