Podríamos describir la visita de la Villa Arnaga, casa del famoso autor EdmondRostand, como un verdadero poema.

Un poema que dió nacimiento a una gran mansión inspirada de las tradicionales granjas vascas, con sus fachadas blancas y rojas. Un poema de verdor, con hermosos jardines, uno a la francesa y el otro a la inglesa y concebidos sobre 15 hectareas.

El autor de “Cyrano de Bergerac” imaginó la decoración interior de la casa como un suntuoso teatro. Rencontramos la firma de numerosos artistas: aquí un friso de Gaston Latouche ilustrando un poema de Victor Hugo, allá una pintura de Georges Delaw. Y más lejos en el gabinete de Rosemonde la interpretación de unos cuentos de hadas por Jean Veber.

Al exterior de la Villa Arnaga, la magia de colores en los jardines no acaba de sorprendernos. Quinze hectareas de un encantador paysaje que mira hacia las montañas vascas y los Pirineos. Del lado de donde sale el sol, se camina en el jardin a la francesa, entre fuentes y espejos de agua.
Podemos vagar largos minutos bajo una pergola floreada. Del autro lado donde el sol se esconde somos recibidos en el jardin a la inglesa, aliando a la perfección verdor y curvas minerales.

Queda a descubrir y redescubrir la mansión vasca de Edmond Rostand y sus jardines; el año 2015 será el año de los jardines imaginados por el gran poeta. Recién renovados, comprenden bordados de boj, topiares, vasos vegetales, espejos de agua y la sorprendente restitución del enrejado del “Rincón de los poetas”.
Un jardín a la francesa en toda su perfección geométrica.

INFORMACIONES PRACTICAS:

http://www.arnaga.com/es/index.aspx

2.-La selva de Irati.

La Selva de Irati es el segundo hayedo-abetal más extenso y mejor conservado de Europa, después de la Selva Negra de Alemania. Una inmensa mancha verde de unas 17.000 hectáreas que se mantiene en estado casi virgen. Se encuentra situada en el Pirineo oriental navarro, en una cuenca rodeada por montañas (Ori, Abodi…), en la cabecera de los pirenaicos valles de Aezkoa y Salazar.

La Selva de Irati es un tesoro natural con gran valor ecológico en el que conviven distintas figuras de protección como las reservas naturales de Mendilatz y Tristuibartea y la reserva integral deLizardoia. Tupidos hayedos, pastizales, abetos y frescas aguas pintan un paisaje de colores vivos que se transforma con cada nueva estación.

Un bosque que le brindará multitud de sensaciones: el encuentro a solas con la naturaleza, el rumor salvaje del agua entre hayas y abetos, el frescor del río Irati o del embalse de Irabia, el sonido huidizo de los animales y de las hojas caídas en otoño, el olor a los frutos del bosque y la suavidad del manto de hierba que cubre esta joya de los Pirineos. Coja su cámara y sus botas de monte y échese a andar por alguno de los senderos balizados que recorren el bosque.

Hay dos accesos para adentrarse en la Selva de Irati: por su costado occidental desde Orbaizeta y por el oriental desdeOchagavía, donde se encuentra además el Centro de Interpretación, un buen punto de partida para informarse de este enclave y su entorno.

Incontables rincones perdidos en la espesura de los bosques o en los luminosos pastizales de las zonas altas sirven de refugio y hábitat a valiosas poblaciones de animales salvajes. Aves, como reyezuelos, pinzones, petirrojos, pito negros o dorsiblancos, especies acuáticas como las truchas y otras como zorros, jabalís, martas y corzos… Estos últimos son protagonistas del otoño en la Selva de Irati ya que es su época de celo y la berrea con la que intentan conquistar a las hembras resuena por todo el bosque.

Igualmente rica y variada es la flora. A pesar de que las actividades forestales se han llevado a cabo de forma controlada y que algunos parajes se conservan prácticamente en su estado primitivo, el bosque se ha ido transformando. En la actualidad, hayas y abetos conviven con tilos, avellanos, olmos, sauces, arces, boj, enebro, helechos, líquenes, musgos, patxarán y solitarios robles que recuerdan que fue el árbol mayoritario en sus orígenes. La variedad cromática que regala un paisaje tan diverso alcanza su máximo esplendor en otoño cuando marrones cálidos, amarillos intensos o embriagadores rojos tiñen las copas de los árboles.

El alto índice de lluvias que registra esta zona pirenaica provoca que el paisaje esté poblado de arroyos y torrentes que surcan su abrupto relieve. Entre ellos destacan el Urbeltza y el Urtxuria, que confluyen al pie de la ermita de la Virgen de las Nieves, para formar el río Irati.

Con el fin de preservar este enclave natural se han protegido tres zonas: las reservas naturales de Mendilatz y Tristuibartea y la reserva integral de Lizardoia. La reserva ratural de Mendilatz está situada en el monte del mismo nombre, en Orbaitzeta, y ocupa 119 hectáreas, a una altura de 1.100 metros. Se puede bordear a través de un sendero señalizado de escasa dificultad y 14 km, que parte de la Fábrica de Armas de Orbaizeta. La reserva natural de Tristuibartea se encuentra en la ladera norte del monte Petxuberro, en Hiriberri/Villanueva de Aezkoa, a una altura de 940 metros. La reserva integral de Lizardoia en el monte La Cuestión, a una altura que oscila entre 850 y 1.125 metros, es el paraje de mayor interés ecológico de la Selva de Irati, con áreas de bosque virgen de hayas y abetos. Puede aproximarse a ella a través de un paseo de 7 km. de escasa dificultad conocido como la senda de Contrasario que arranca en la cola del embalse de Irabia. También puede bordear este remanso de agua siguiendo por un recorrido de 9 km.

Pero además existe una red de senderos señalizados de distintos niveles de dificultad y extensiones que conducirá al visitante por otros rincones del bosque regalando espectáculos naturales en cada estación del año. Elija su transporte y condúzcase por la Selva de Irati a pie, en bici, con raquetas de nieve o con esquís. Descubra este paisaje de ensueño donde habitan personajes legendarios como las brujas y lamias que aprovechan la niebla para pasear el espíritu de doña Juana de Labrit -reina hugonote envenenada en París – y hacen desaparecer a quienes se encuentran a su paso. O Basajaun, el señor del bosque, de alta estatura, larga cabellera y fuerza prodigiosa que supera en agilidad a los ciervos. Si se cruza en su camino, no huya, obedezca sus órdenes y se convertirá en guía protector durante su visita al bosque.

La selva de Irati ofrece a los visitantes diversas posibilidades de disfrutar de un entorno natural incomparable durante todo el año; múltiples
paseos y travesías para realizar a pie o en BTT aptos para todas las edades, ascensiones montañeras para los más audaces o actvidades
para los amantes de los deportes de invierno como los paseos con raquetas o el esquí de fondo balizado en Abodi
Destaca la rica y variada oferta de 16 senderos claramente balizados. Los recorridos han sido seleccionados para que el visitante se sorprenda en cada recodo ante la belleza del entorno. Ofrecemos una serie de senderos balizados en verde y blanco, con panel informativo al inico de losmismos y con un recorrido inferior a 10 kilómetros, lo que los hace aptos para todas las edades. Visita en nuestra web los diferentes recorridos,comprueba la detallada información que se ofrece y escoge el que mejor se adecúe a tus condiciones e intereses; ninguno te defraudará.Te ofrecemos la posiblidad de internarte en la Selva de Irati desde los dos principales puntos de acceso, Ochagavía y Orbaitzeta; pulsa en las imágenes inferiores y comienza desde ahora a disfrutar de este paraíso natural.

En la Selva de Irati y su entorno podemos realizar numerosas ascensiones a los diferentes montes que conforman la selva y su entorno.Tte hemos
incluído las cuatro ascensiones que consideramos más populares,.

1.- En el alto de Ibañeta el centro de migración de aves.

El Centro de Migración de Aves Roncesvalles-Orreaga, situado en el Alto de Ibañeta, abrió sus puertas el 1 de julio y permanecerá abierto hasta el mes de noviembre. Esta instalación de educación ambiental, que se puede visitar de forma gratuita, cumple ya los 19 años de vida.
En este centro los visitantes pueden contemplar una exposición en la que se explica el fenómeno de la migración, la implicación de Navarra en el mismo, la problemática que afecta a las aves migradoras y los trabajos que se realizan a favor de estas aves en Navarra, según ha informado Gurelur en una nota.
Los paneles de la exposición se complementan con unas maquetas de aves migradoras en vuelo, vitrinas con materiales didácticos y con una pequeña biblioteca sobre las aves. La exposición está atendida por expertos en la migración de las aves y en la educación ambiental. Para atender convenientemente a los visitantes la exposición está traducida al euskera, al francés y al inglés.
El Centro de Migración tiene un observatorio, instalado en la campa del edificio, para poder observar cómo cruzan las aves migradoras el collado donde está ubicado el centro. En el observatorio hay a disposición de los visitantes telescopios y prismáticos, así como distinto material gráfico que ayuda a reconocer las especies que se observan.
En este collado, Gurelur ha destacado que se puede observar una importante variedad y cantidad de aves debido a que por él se canaliza una parte importante de las aves que cruzan por esta zona pirenaica.
Hasta la fecha, se han recibido más de 90.000 visitantes, entre los que se encuentran escolares de Navarra y de las provincias limítrofes, grupos sociales y grupos dedicados a la observación de las aves. Debido al interés que estas actividades suscitan entre la población europea, un número importante de los visitantes son de este origen, principalmente franceses.
NAVARRA, TIERRA PRIVILEGIADA
Gurelur ha puesto de relieve que Navarra es una tierra privilegiada para la observación de la migración de las aves. Así, ha explicado que todos los años por estas fechas los campos y cielos de Navarra se llenan de vida con la presencia de millones de pájaros y de miles de grandes aves que utilizan estas tierras en sus viajes migratorios hacia sus zonas de invernada.
Por la Comunidad foral se canaliza la más importante de las rutas migratorias europeas, debido a baja altitud que presentan los collados pirenaicos navarros, ha indicado Gurelur, que ha añadido que en esta época las aves migradoras realizan lo que se conoce como migración postnupcial o pasa, y es la que ocurre una vez que las aves han concluido su reproducción.
Los lugares elegidos para pasar los fríos meses de invierno pueden estar en las templadas tierras de Africa y/o en la península ibérica, incluida Navarra.
Coordenadas: 43.013731, -1.319677

Hoy toca levantarse temprano para visitar el puente de Holtzarte y las gargantas de Kakueta, en el Pirineo francés.
Salimos dirección Izalzu y seguidamente cogemos la carretera que sube al puerto de Larrau. En el cruce está parada la Guardia Civil y deciden pararnos, y después de un pequeño interrogatorio y revisarnos las pertenencias seguimos con nuestro viaje.
Los paisajes por los que vamos pasando son espectaculares y hay unas vistas increíbles desde el puerto. En el camino algunas veces tenemos que pararnos por las ovejas y cabras que con su pastor cruzan la carretera.
vistas desde el puerto
Para acceder a la pasarela de Holtzarte hay que llegar al restaurante Logibar y acercarnos a una central eléctrica, junto a la cual hay un pequeño aparcamiento. Aquí encontramos un cartel que indica el camino, desde donde parte una senda que en menos de una hora y tras una subida bastante exigente para aquellos que no estén acostumbrados a andar, nos sube ladera arriba hasta el inicio de la garganta de Holtzarte.
Puente de Holtzarte, Pirineo Frances
La pasarela de Hotlzarte se construyó a principios del siglo XX para facilitar el aprovechamiento de los trabajos forestales. Tiene unos 70 metros de longitud y está suspendida a 200 metros por encima del cañón, con unas vistas alucinantes a ambos lados del puente. Es una verdadera experiencia cruzarlo de lado a lado, sobre todo si cruzas con más gente, porque el puente llega a moverse bastante. ¡Pero tranquilos!, porque la pasarela es muy segura, ya que está sujeta con una serie de potentes cables de acero que parten de los dos extremos de la garganta.
¿Dónde se encuentra este puente?

10155609_723685771019872_8051609269644184445_n

10701994_723685744353208_8137277625649312782_n
Garganta de Kakueta
Regresamos al parking, y nos vamos a visitar la garganta de Kakueta, situada en la localidad de Sainte-Engrâce. Primero comimos unos bocadillos en el bar que se encuentra en la misma entrada de la garganta y donde además se compran los tickets, 5€ la entrada.
La Garganta de Kakueta es un desfiladero de unos 5 km formado por el río Uhaitza, siendo la duración de la visita de unas 3 horas aproximadamente. Al principio hay un cartel donde te informan que en caso de que se aproxime tormenta suena una alarma para regresar ante la posibilidad de que se inunde. También facilitan unos cascos gratuitos, y durante todo el camino hay sistemas de comunicación por si hubiera algún problema.
Garganta de Kakueta
El recorrido comienza atravesando un bosque, un verdadero espectáculo de piedra y vegetación, en el cual parece que te vayas adentrando en un territorio donde te da la impresión de que te puedas encontrar en cualquier momento gnomos y hadas. Seguimos caminando, y a lo lejos divisamos un túnel, cuando llegamos a él nos preguntamos: ¿Que habrá después del túnel?.

¡Sorpresa!, una espectacular garganta aparece ante nuestros ojos, ¿Será verdad que se nos aparecerán los gnomos y hadas?, a partir de aquí, el paseo discurre paralelo al río por pasarelas de madera y después sobre un camino de piedras resbaladizo, donde tienes que ir agarrándote a la barandilla. Todo el paisaje es impresionante, pero lo más llamativo es la cascada y la cueva de estalactitas que se encuentra al final. Son las gargantas más estrechas y más espectaculares que jamás hemos visitado.
¡Qué sensación estar justo debajo de la cascada!, empapándote de esta agua tan limpia y cristalina.

Valcarlos-Luzaide , una de las más bellas etapas del camino de Santiago, donde el camino abandona Francia y se adentra en tierras Navarra, donde los bosque junto con los habitantes del monte acompañaran al peregrino, se encuentran los apartamentos de montaña Mendiola donde les proporcionaran toda las comodidades y el bien estar que necesita en su Camino.

12